Las claves para tener buena reputación online

Como persona lo más normal del mundo es que quieras ser respetada y bien vista por la sociedad. Querrás que se fíen de ti, que te vean creíble y que agradezcan tu compañía. No te gustará que te vean esquiva, distante y poco ortodoxa. Pero para conseguir que te admiren tendrás que currártelo. Pues para una empresa el proceso es casi idéntico. Una organización no verá con buenos ojos que la asocien como vendedora de humo y con unos valores que no se adapten a lo que quiera transmitir. Para conseguir huir de esa espiral hay que trabajar la reputación, concepto fundamental que pasamos a explicar.  

 

La reputación no es otra cosa que la opinión o las creencias que tiene la gente sobre ti. Simple. Si hago bien las cosas será positiva y si las hago mal será negativa. No hay más. Pero esto no es nada nuevo. Todos lo sabemos. Lo vemos en nuestro día a día, aunque sea inconscientemente. Vivimos rodeados de personas y cada una de ellas nos traslada una percepción. Puede que buena o puede que mala. Pero esto no lo advertimos de un día para otro. 

 

Necesitamos tiempo para adoptar una opinión sobre ella. Pasado ese margen empezaremos a saber cómo tratarla en base a lo que queramos conseguir. Este proceso es igual para las empresas. No va a generar una buena o una mala reputación de un día para otro, sino que serán una serie de acciones las que nos dirán cómo se desenvuelve. 

 

Esto, en definitiva, es la reputación. La visión que tienen de ti desde fuera. Seas una persona, una empresa o un grupo de amigos. Pero la cosa se puede complicar porque no es tan sencillo conseguir una reputación positiva de cara al público. Nos vamos a centrar en cómo adquirir una buena reputación empresarial online. Qué aspectos debemos cuidar más como empresarios, cuáles tenemos que trabajar y hacia dónde dirigir nuestra atención. 

 

La reputación online

Pues son sencillamente las creencias y la imagen que tienen de ti en Internet. Pero entendiéndolo como un conjunto, no se trata de las opiniones vertidas en un foro sobre tus servicios. Es una variedad de elementos que representan tu prestigio. Y las forman los usuarios y los consumidores, por lo que es trascendental que cuides a tu público para que no se nos asocie con valores negativos. 

 

Si eres capaz de conseguir una reputación online positiva vas a recibir más visitas, vas a estar en el boca a boca de los clientes y vas a generar publicity. Google lo valorará y lo tendrá en cuenta. Además, tu página web aparecerá de las primeras en los buscadores. Debes saber que, normalmente, nos solemos fijar más en lo negativo que en lo positivo. Si tu empresa posee unas reseñas excelentes pero hay un par de negativas, la gente se va a fijar en ellas. Triste pero cierto. Así que tienes que lograr que los usuarios adquieran una buena experiencia de compra.

 

Una buena reputación significa más ventas que, consecuentemente, se traducen en más beneficios. Evidentemente, si eres una empresa local o con poco recorrido tendrás complicado aparecer en los buscadores y de ahí la importancia de trabajar el SEO. Esto también va a repercutir en tu reputación. Si no apareces en las páginas de búsqueda es imposible que los clientes te encuentren y opinen sobre tu actividad. Eso provocará que cualquier usuario que encuentre tu compañía y no vea opiniones al respecto se cuestione tu fiabilidad. 

 

Como vemos, para obtener esa reputación tienes que trabajar muchos campos. Debes disponer de una página web de fácil usabilidad, trabajar y optimizar el SEO y proporcionar un proceso de compra sencillo. Sería conveniente contar con un blog, aportar descripciones creativas y originales de los productos y proveer a la página de un buen diseño para comenzar a captar a los clientes.

 

Claves para mejorar tu reputación online

  • Transparencia y credibilidad. No mientas y aporta datos que muestren tus afirmaciones. No hables por hablar. Incrusta imágenes, gráficos o infografías de elaboración propia. De esta manera ganarás confianza y credibilidad entre los clientes.
  • Cercanía y accesibilidad. Crea redes sociales, interactúa con el público y sé cercano. Que no te vean distante. Contacta con ellos y hazles partícipes para que vean que tienes en cuenta sus opiniones. Ofrécele canales de contacto y estate disponible en todo momento para resolver las incidencias. Si lo cumples conseguirás generar buenas experiencias con los consumidores.
  • Sé cuidadoso con tus clientes. Acepta tanto los buenos como los malos comentarios. Ingiere las críticas para mejorar el funcionamiento y la gestión futura de tu empresa. No respondas con soberbia o con chulería ante las reseñas negativas porque lo que provocarás será una reputación todavía más negativa en el público. El mínimo detalle, por banal que te parezca, es importante.
  • Aprovecha los nuevos formatos. Ten en cuenta que tienes un sinfín de plataformas para inyectar contenido. Busca la que mejor se adapte a tu negocio y adelante. Ayúdate de los nuevos formatos para darle visibilidad a tus productos y servicios y capta a nuevos clientes. Puedes crear, por ejemplo, un podcast semanal, un canal de entrevistas… Así será más sencillo crear vínculos emocionales con ellos.
  • Dale color a tu página web. Diferénciate. Adopta una identidad visual clara y mantén tu sitio actualizado y dinamizado. Una opción interesante es incluir testimonios que valoren tu marca. Cuanta más chicha mejor.

 

No Problem E-commerce

Si aún no te has decidido y no has abierto tu tienda online desde Orca te la diseñamos. Sí, has leído bien. Nosotros te ofrecemos todas las facilidades para que te puedas lanzar al mundo digital.

 

Creamos tu e-commerce e incluimos un software tanto ERP como TPV sincronizado con tu tienda online. 

 

Además, tendrás incluido el hosting y el dominio y las ventas, los artículos y el stock estarán sincronizados para que la gestión de tu empresa te resulte menos compleja y laboriosa. 

 

Para más información puedes visitar nuestra página web y acceder a toda la información.